Comedor Popular Claudio Benedito

Nace el Comedor

El Comedor Popular Claudio Benedito nace en el contexto de la pandemia que azotó al mundo desde el año 2020, siendo en Boca Sur donde se registró uno de los primeros casos de Covid a nivel nacional, prontamente se iniciaron las medidas que llevaron al encierro forzado lo que generó un impactó en nuestros vecinos y vecinas mayores que se encontraban solos en sus hogares y otros casos donde al perder el empleo o al no lograr trabajar, las familias fueron expulsadas por no poder pagar arriendo y en casos más extremos, la dificultad de acceder a un plato de comida.

Unión de Pobladores y Pobladoras de San Pedro de la Paz.

Con este escenario es como nace la Unión de Pobladores y Pobladoras de San Pedro de la Paz, articulando comités de vivienda y comedores populares que se organizaron para construir unidad vecinal ante los difíciles primeros meses de la pandemia. Se lograron organizar cinco comedores populares: Comedor El Renuevo, Comedor El Esfuerzo, Comedor Nueva Michaihue, Comedor La Dignidad y el Comedor Popular Claudio Benedito. Por meses todos los comedores fueron abastecidos con la solidaridad de pueblo a pueblo con aportes provenientes principalmente de la red de colaboradores y colaboradoras del Centro Cultural Víctor Jara

18 de Junio de 2020

El Comedor Popular Claudio Benedito comenzó su funcionamiento oficialmente el día 18 de junio de 2020 bajo la coordinación del Centro Cultural Víctor Jara y fue finalmente este comedor el que perduró en el tiempo hasta hoy. Durante el año 2020 y gran parte del año 2021 el trabajo se concentró en jornadas de días domingo, llegando a entregar aproximadamente cien raciones de almuerzo por jornada. 

Cupos Laborales

El año 2022 se inició con un nuevo objetivo, luchar por cinco cupos laborales para formar un equipo estable del comedor que permitiera entregar alimentos más días de la semana y abordar otras áreas. Esto se demandó directamente al municipio con medidas de presión y haciendo visible el positivo impacto que estaba teniendo el comedor en la comunidad. Es así como finalmente se otorgan estos cinco cupos laborales asegurando inicialmente la entrega de almuerzos los días viernes desde las 13 hrs. y también se inicio trabajo en otras dos áreas: huerto comunitario y acompañamiento. 

Se súman días de entrega

Con el paso de los meses se inició entrega de almuerzos también los días martes, en estas jornadas de días martes y viernes se entregan aproximadamente 120 raciones de almuerzos. Con el paso de las semanas se sumó un tercer día, el día miércoles con entrega de once desde las 16 hrs. Este equipo se fue consolidando y también tuvo la oportunidad de poner en diálogo este experiencia con otras a nivel nacional en lo que fue el encuentro “Resistencia Alimentaria: de la tierra, la semillas y las aguas de los pueblos oprimidos” realizado el 12 y 13 de noviembre de 2022 en Villa Francia, Santiago por el Comedor Popular Luisa Toledo.

Equipo del Comedor

El pasado año 2023 el equipo del comedor estuvo integrado por las siguientes vecinas: Valentina Campo, Luciana Huenchuleo, Mariela Muñoz y Millaray Norín quienes estuvieron durante todo el año con la entrega de almuerzo y once los días mencionados, fortaleciendo la sensación de pertenencia de vecinos y vecinas que asisten cada día al comedor. También durante este año se profundizó en el trabajo del Huerto Comunitario, que ya lleva un trabajo de meses reuniéndose los días miércoles desde las 17 hrs para dar vida a este huerto que alimenta directamente al comedor popular. El pasado mes de enero de este año 2024, las integrantes del taller de huerto comunitario de nuestra sede vecinal fueron a Longaví a participar del Primer Encuentro de Agroecología Campesina dónde con otras experiencias pusieron en diálogo la lucha y organización por la autonomía alimentaria.

Avanzando

Para este año 2024 ya se proyecta la continuidad del comedor con un nuevo cambio en los horarios de entrega ya que desde marzo se entrega almuerzo los días lunes, martes y viernes. El huerto comunitario también proyecta su trabajo con los talleres de los días miércoles y organizando conocer otras experiencias huerteras. Finalmente, también se proyecta el área de acompañamiento con el fin de levantar información de los vecinos y vecinas que asisten al comedor y desde ahí proyectar en grande, avanzando hacia lo que sería un Centro de Acompañamiento Comunitario.

Desde esta convicción se mueve el comedor, con la claridad que se trabaja con esas personas que hoy son despreciadas por una sociedad que naturalizó el abandono, la injusticia, la desigualdad y la violencia, desde ahí se para el comedor, asumiendo que las ollas y cucharones también son símbolos de protesta contra este modelo.