Boca Sur

Boca Sur es un sector emplazado en la comuna de San Pedro de la Paz, en el territorio donde se une el río Biobío con el Océano Pacífico, en su ribera sur. Se emplaza en un espacio de alrededor de 10,3 kilómetros cuadrados, con más de 48 mil habitantes y 17 mil viviendas, según las cifras del censo de 2017.

Los primeros registros de la conformación de la población Boca Sur datan de 1983. Corría el mes de mayo cuando las primeras familias llegaron al sector desde diversos lugares de Concepción, producto del proceso de erradicaciones forzosas iniciado por la dictadura. Los pobladores y pobladoras erradicados vinieron de sectores como 21 de Mayo, Cerro La Cruz y Gabriela Mistral en Lorenzo Arenas, Palomares en Collao, Colo Colo, Agüita de la Perdiz, y sectores céntricos de Concepción.

Boca Sur entonces era un sector rural con habitantes dedicados a labores de subsistencia, como la recolección de productos marinos, la caza y crianza de animales, y la agricultura, labores que se mantienen hasta la actualidad en sectores como Caleta Alto del Rey y Boca Sur Viejo. 

“limpieza de las ciudades”

Tal como lo indica el libro Construyendo Población (Centro Cultural Víctor Jara, 2008), “lo que se conformó a partir de la década de los ’80 fue el reflejo de las políticas de segregación espacial de la época, o sea de una mal llamada “limpieza de las ciudades” (como llamaron los pobladores a la erradicación de la pobreza de los sectores céntricos de las ciudades) las cuales no solo fueron aplicadas a nuestra gente, sino que se manifestaron por todo el territorio nacional, afectando a millones de pobladores en todo el país”.

Por tanto, lo que hoy se conoce como Boca Sur es el resultado de una serie de políticas sociales y habitacionales que aún continúan en el territorio, como lo demuestra la conformación de nuevas poblaciones y villas al interior del sector a partir de los años 90 y 2000, las que si bien no pueden ser reconocidas como forzosas o violentas como en la dictadura, mantiene los efectos de segregación y exclusión, al otro lado del río, al otro lado de la línea del tren. A esto se suma la instalación del programa Quiero Mi Barrio (2008), emblemático proyecto que fuera de sumar infraestructura nueva al territorio, propició y profundizó el abandono. Muestra de esto es el Centro Cívico de la Población, obra del arquitecto Smilian Radic y premiada en la XXII Bienal de Arquitectura de 2023, estructura que actualmente manifiesta numerosos desperfectos y cuyas instalaciones se encuentran en desuso. 

Aún en estas condiciones, la organización vecinal y comunitaria brotó en el territorio, como lo es la histórica Junta Vecinal 8R, conformada primero en dictadura y democratizada en 1990, y el Centro Cultural Víctor Jara, que inició su trabajo en diciembre de 1999. Dos de los grandes ejemplos de esta organización poblacional es el primer centro de salud en Boca Sur, levantado por mujeres organizadas; así también el primer cuerpo de Bomberos, conformado por vecinos.

El legado que inició en 1983 con la llegada de los primeros pobladores y pobladoras, y que continuó a partir de 1990 con las primeras organizaciones comunitarias en el territorio, persiste en la actualidad bocasureña con otras instituciones que se unen ante la adversidad y el abandono estatal, a través de la solidaridad y la cultura comunitaria.